«ALL ABOUT YOU» VÍDEO MUSICAL DE HILARY DUFF FILMADO CON PRODUCTION CAMERA 4K

Blackmagic Design anunció que los modelos Production Camera 4K y Cinema Camera fabricados por la compañía fueron utilizados para grabar el vídeo «All About You» de la artista Hilary Duff, acompañado por la letra de la canción.

 

 

 

 

 

 

La filmación estuvo a cargo de Nightjar, una productora de Los Ángeles dirigida por los hermanos Felix y Julian Mack que se especializa en la edición de materiales audiovisuales y la creación de contenidos multimedia tales como vídeos.

En este caso particular, Felix y Julian solo contaron con siete días para materializar la idea original y llevar a cabo las etapas de grabación, edición, animación y posproducción.
«Las artistas de la talla de Hilary Duff deben responder a grandes exigencias. Luego de terminar la sesión de peinado y maquillaje, que cobró mayor importancia dado que el vídeo está conformado en su totalidad por primeros planos, tuvimos alrededor de 70 minutos para filmar», señaló Julian.

«En definitiva, no necesitamos tiempo adicional gracias al profesionalismo de Hilary y la facilidad de uso de las cámaras para captar imágenes extraordinarias».

En este tipo de vídeos, la letra de la canción aparece en la pantalla en consonancia con la música, y los camarógrafos lograron proyectar un alto grado de cercanía con Hilary al emplear primeros planos con poca profundidad de campo. Debido a la carencia de un set de grabación, imágenes en segundo plano y accesorios de utilería, el vídeo se centró principalmente en la artista y la letra de la canción que se animó y compiló en la etapa de posproducción.

«Nuestro objetivo era establecer una relación estrecha entre Hilary y el público, de modo que abordamos este proyecto con el estilo minimalista que nos caracteriza. Queríamos proyectar una sensación de privacidad y proximidad», explicó Julian.

«Captamos las imágenes desde dos ángulos a la vez: uno con la Production Camera 4K como cámara principal y la Cinema Camera como secundaria».
«Todo el trabajo giró en torno a la iluminación al no disponer de sets ni imágenes en segundo plano. En consecuencia, el rango dinámico, el nivel de detalles y la nitidez cromática debía ser la mejor posible», agregó. «Ya fuera al grabar el cabello de la artista sobre un fondo verde o marcados gradientes de color en su rostro, necesitábamos lograr el mayor grado de detalles posible, y las cámaras nos permitieron obtener el material perfecto para la superposición de imágenes».

Partiendo de su experiencia como fotógrafo consumado, Felix esperaba contar con la misma flexibilidad de movimiento y encuadre que ofrecen las cámaras fotográficas. Tanto él como Julian planearon improvisar y responder a la interpretación de Hilary, así que montaron las cámaras en un monopié para empezar a rodar de inmediato.

«No ensayamos los movimientos ni los ajustes de las cámaras con antelación. Simplemente le dijimos a la artista que actuara naturalmente y que nosotros filmaríamos lo que nos llamara la atención», señaló Julian. «Lo que hicimos fue grabar imágenes durante toda la canción desde dos ángulos diferentes. En realidad no se necesita una gran cantidad de tomas cuando estas se pueden utilizar de principio a fin, y Hilary nos permitió hacerlo a la perfección».

Julian agregó: «La profundidad de campo era tan baja que constantemente teníamos que mover el plano de enfoque hacia la cámara. Tanto Hilary como Felix y yo nos desplazábamos constantemente con la intención de cambiar la distancia focal. A decir verdad, es como un juego de perspectivas y la única forma en que podíamos lograrlo era manipulando las cámaras de Blackmagic como si fueran cámaras fotográficas, es decir, con una mano en el armazón y la otra en el anillo de enfoque.
¡Esa fue la fórmula del éxito! Asimismo, el indicador de enfoque y su compatibilidad con la función de estabilización de imagen propia de los objetivos Canon resultaron ser imprescindibles».

El material se grabó en formato ProRes, y los productores aprovecharon las posibilidades de edición que brinda el modelo Production Camera 4K para modificar el encuadre de las tomas, y crear movimientos y efectos mediante el recorte de los contenidos en 4K durante la etapa de posproducción. El formato de grabación también les permitió simplificar esta última fase.

«Debíamos reducir los problemas técnicos a un nivel mínimo y no teníamos tiempo para experimentar. Aún faltaba la animación de las palabras, los efectos y la edición del vídeo», concluyó Julian. «Las cámaras de Blackmagic Design brindan la posibilidad de aprovechar inmediatamente todas sus prestaciones desde la etapa de captura hasta la edición, lo cual era absolutamente crucial para este proyecto. Son fáciles de usar, ligeras y compactas.
Además, admiten objetivos EF, cuentan con indicador de enfoque, son compatibles con la función de estabilización de imagen, permiten grabar durante más tiempo y ofrecen un rango dinámico de gran amplitud. En pocas palabras, eliminan todas las falencias de las cámaras réflex digitales sin agregar ningún inconveniente adicional».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *